También vale como título el refrán: buena siembra, excelente cosecha. Con With or without you (U2) de fondo, y después de un día intenso en relaciones profesionales, contesto a María acerca de la utilidad de participar en redes de contactos profesionales. 
Empiezo con esta cita.-
 “Estamos creando un espacio en el que las personas de este planeta puedan mantener una nueva clase de relación comunicativa: quiero ser capaz de interactuar plenamente con la conciencia que está tratando de comunicarse conmigo” John Perry Barlow (cofundador de Electronic Frontier Foundation). 
 Mi primer trabajo relacionado con la gestión empresarial, pasante en un bufete de economistas y abogados, lo conseguí a través de Luís, un contacto que me conocía por su actividad como profesor de la Escuela de Empresariales (Gracias Luís). 
Mi segundo trabajo, director de auditoría interna, si bien fui elegido mediante una empresa de selección, el acercamiento se realizó por Marina, del Colegio de Economistas (Gracias Marina). En mi experiencia en transportes, la catarsis fue una persona que me conocía profesionalmente, Pepe, y el puesto en la organización empresarial del sector de la enseñanza privada fue mediante una selección realizada por la propia entidad. Como observarás María, el 50% de mis colaboraciones las he conseguido a partir de adhesiones profesionales (la red de contactos constituye una estrategia muy usual y eficaz para encontrar un trabajo; según recientes estudios, el 70% de los empleos se cubren gracias a ella).

Sin embargo, a partir de 1998 empiezo a dedicarme a la consultoría estratégica y es cuando adquiere verdadera importancia la consecución de colaboraciones a través de personas o empresas que me conocen y saben como trabajo: el boca a boca (bueno, mis dos recientes últimas experiencias en participar en selección de directivos han sido a través de S.I.C.I. DÓMINUS y BOYDEN INTERNATIONAL RECRUITING y en ambas situaciones, el contacto fue a través de un portal de empleo). Paralelamente, actúo de correa de transmisión entre mis contactos y los potenciales oferentes de productos o servicios. En resumen: en mi caso, es muy importante trabajar proactivamente (no hipócritamente) las redes de contacto, reconociendo que unas veces lo hago mejor que otras, pero siempre con una actitud sincera.

Pero una red de contactos es buena no sólo para obtener empleo, sino también para otras actividades igual o más importantes que la búsqueda de trabajo. A mí me generó, por ejemplo, que me trasladaran apuntes de las clases de la facultad que, por motivo de trabajo, no podía asistir (a cambio, mecanografiaba los textos a mi grupo de estudio) o en el programa de doctorado el conocimiento de nuevas fuentes de información y frentes de análisis. También, en la propia actividad profesional, siempre ha habido alguna persona que me ha echado una mano ante una duda o la necesidad de disponer de una segunda o tercera opinión sobre las posibles soluciones de un problema empresarial.

Ahora bien, no puedes ser un egoísta, un aprovechado, un manipulador, un hipócrita, un farsante o un comediante. Siempre que se den las condiciones intelectuales, emocionales, físicas y espirituales, tienes que procurar devolver a tu red de contactos, el doble de lo que recibes y, en todo caso, ser formal, proactivo y actuar interdependientemente (el que bien siembra, recibe excelente cosecha). De esta forma, te será útil a corto y, sobre todo, a largo plazo, la red en la que participes.

Y hoy disfrutamos de la nebulosa Internet con todo el abanico de posibilidades de comunicación que nos ofrece (y también nuevos riesgos). Creo que la Red de Redes (la madre de todas las redes) tiene muchos más beneficios que perjuicios y siempre estarás a tiempo de establecer barreras, cortafuegos, eliminar el correo basura o el comentario que esté fuera de lugar, salirte de determinado grupo, etc. Para Tom Lambert, el networking es, probablemente, la única forma eficiente para que las “orquestas de un solo hombre” intenten explotar el mercado más amplio.” “Networking” habla de relación con personas físicas o jurídicas que puedan sernos de interés, a través de otras que te pueden conocer lo suficientemente bien como para estar pendientes de las oportunidades y posibilidades que surjan y que te puedan interesar.

Participo en varios networking (trabajando la red de contactos, según Tom Lambert) y reconozco que no es suficiente el tiempo que le dedico (estoy pensando seriamente en darme de baja en dos de ellos). La utilidad más interesante que me está proporcionando el que tú comentas ya te la he trasladado: por ahora estoy invirtiendo en ese proyecto, de forma que en un futuro me permita estar en contacto con otros profesionales y empresas tanto desde el punto de vista empresarial como el formativo o del continuo reciclaje profesional.

Termino con un comentario de Manuel Castells (La Galaxia Internet, edit. ARETÉ ), para reflexionar: Me imagino que alguien podría decir “¿Por qué no me deja usted en paz? ¡Yo no quiero saber nada de su Internet, de su civilización tecnológica, de su sociedad red! ¡Lo único que quiero es vivir mi vida!” Muy bien, pues si fuera ese su caso tengo malas noticias para usted: si usted no se relaciona con las redes, las redes sí se relacionan con usted. Mientras quiera seguir viviendo en sociedad, en este tiempo y en este lugar, tendrá usted que tratar con la sociedad red. Porque vivimos en la Galaxia Internet.”

Escrito por Manuel Velasco Carretero

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here